Elección de la ropa según el tono de piel

Al momento de ir de compras y elegir nuevas prendas de vestir, debemos tener en cuenta un detalle fundamental. Es importante optar por aquellos vestuarios que combinan mejor con nuestro tono de piel. Tal vez nos gusta mucho una prenda y tenemos muchas ganas de tenerla en nuestro guarda ropas, sin embargo tenemos que calcular si favorece a nuestro color de piel.

Una persona morena se puede ver muy favorecida con prendas de vestir clásicos como el blanco y el negro. También se pueden inclinar a la ropa de tono azul marino, rojo o fuxia. Para una piel más pálida o de tono rosa, se pueden elegir prendas de color rosa, azul, lavanda, ciruela, marrón, y también los típicos blanco y negro.

 

Al ver un modelo de ropa en la tienda, podemos imaginar cómo podría llegar a quedarnos. Sin embargo, no sólo el color de la prenda resulta fundamental en combinación con nuestro tono de piel, sino además el tipo de modelo según nuestro cuerpo. En todo momento debemos elegir aquellas prendas que favorecen tanto nuestro tono de piel como nuestra figura.

De nada sirve comprar y comprar cada vez más prendas que tal vez nunca llegamos a usar. Es por esto que al momento de ir de compras debemos tomarnos todo el tiempo que necesitamos y elegir cada prenda con mucha paciencia. No importa parecer indecisas, si una prenda no nos convence no debemos llevarla. Los vendedores en las tiendas de ropa están acostumbrados a este tipo de reacciones. Lo importante es usar todo lo que compremos y llevarlo con estilo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*